Fines
de la Academia

© Retrato de Carlos III (Jean Ranc)

La Real Academia de Jurisprudencia y Legislación tiene como principales fines la investigación y el cultivo del Derecho y ciencias afines, así como contribuir al perfeccionamiento de la legislación en España.

Para cumplir con estos objetivos, la Real Academia asume diversas funciones que incluyen el estudio y la enseñanza de diversas materias jurídicas a través de sesiones del Pleno de Académicos de Número y de las Secciones Científicas.

Asimismo, la Academia se encarga de organizar congresos y participar en aquellos que traten temas jurídicos de interés, tanto en España como en el extranjero. Además, colabora estrechamente con entidades similares en España y en el extranjero, fortaleciendo así los lazos y el intercambio de conocimientos en el ámbito jurídico.

La Real Academia también cumple con la importante labor de elaborar informes solicitados por organismos oficiales, brindando su experiencia y conocimientos en la materia.

Otra función relevante de la Academia es el análisis y la crítica doctrinal de la jurisprudencia, así como de la actuación de los órganos jurisdiccionales y otros actores en su actividad jurídica. Esta labor es fundamental para promover la excelencia en el ámbito jurídico y fomentar un debate constructivo en torno a la interpretación y aplicación del Derecho.

Desde la creación de la Real Academia, se han discutido ponencias y memorias, se han realizado dictámenes y se han pronunciado conferencias y congresos. Además, se han organizado jornadas y cursos para fomentar la formación jurídica y se han resuelto consultas planteadas por el Gobierno e instituciones oficiales, tanto nacionales como extranjeras.

En el ámbito editorial, la Academia ha desarrollado una intensa actividad, publicando obras monográficas y revistas especializadas.